Guía de Casablanca

guia de casablanca

Era la primera vez que viajaba a Marruecos y al continente africano en general, y como a tantos otros sitios, fue mi madre la que me acompañó en la aventura. ¿Por qué Casablanca? La verdad es que yo llevaba mucho tiempo queriendo ir a Marruecos, pero mi madre ya había estado en Marrakesh… Una promo de iberia nos sacó de dudas y nos decidimos por un viaje madre/hija a la ciudad más cosmopolita de Marruecos. Sí, dos mujeres, y no pasamos nada de miedo.
Hay otras ciudades más bonitas o atractivas en Marruecos, pero Casablanca merece una vista de 3 diítas, ¿queréis saber por qué?
guia de casablanca

Viajar a un país como Marruecos no es para todos, es cierto. Los contrastes son muy grandes, pero es un país precioso que merece la pena visitar. ¡Y está tan cerca! Quizás los más escépticos os convenzáis después de leer el post 😉

Casablanca es el centro financiero de Marruecos por lo que encontramos grandes avenidas, algún minirascacielos y muchos ejecutivos, nada que ver con otras ciudades del país, que pueden resultar más auténticas.

DORMIR

 

Para dormir busqué los típicos Riads que hay en Marrakesh, pero no los encontré. En Casablanca hay muchos hoteles de todas las categorías y los 4  estrellas se asemejan bastante a los estándares europeos (aunque no llegan). No he probado de 5, pero el nuestro era de 4 y no lo recomendaría. Precio europeo/servicio marroquí.

COMER

 

viaje a casablanca

La comida es muy sencilla, pero está deliciosa. Hay muchos restaurantes por la calle con buena pinta y un tajine de pollo y verduras con cous cous está rico en casi cualquier sitio. Eso sí, acompañarlo de una cerveza es prácticamente imposible. Solo los restaurantes de postín tienen licencia para vender alcohol y te lo venden a precio de oro.

Al estar en la costa, Casablanca cuenta con un pescado muy rico. Nosotros cenamos una noche en un restaurante del puerto llamado Restaurant du port de peche, con un pescado riquísimo y una cerveza que nos supo a gloria. (Te recomiendo probar la cerveza Casablanca).

Nos recomendaron mucho el restaurante La Sqala, pero no nos dio tiempo a ir :( ¡Tiene una pinta fantástica!

Nosotros comíamos cualquier cosilla a medio día donde nos pillara y por la noche procurábamos comer en restaurantes mejores. Siempre con mucho cuidado con la fruta, los zumos y el hielo. He de decir que nuestros intestinos llegaron intactos a España. 

TRANSPORTE

Los transportes fueron casi lo más divertido del viaje. Os cuento:

Desde el aeropuertoNos recomendaron que no cogiéramos bajo ningún concepto los taxis que son mercedes blancos. Lo mejor es contratar transfer con el hotel, pero no lo hicimos a tiempo y al salir de la terminal solo había mercedes blancos… No es para tanto 😛 Eso sí, el precio hay que negociarlo antes de subir: el estándar, 200 ó 300 dirhams, o lo que es lo mismo, 20 ó 30 euros (dependiendo de tu capacidad negociadora).

guia-casablanca

Por la ciudad: Casablanca tiene un tranvía pero los petit taxi son tan baratos que no merece la pena cogerlo. Se llama así a los taxis rojos que circulan por el área metropolitana. Casi ninguno tiene cinturones y son más antiguos que un chotis, pero funcionan bien. Es importante asegurarse de que el taxímetro funciona y hacérselo saber al conductor (algunos funcionan en pesetas…). Por las noches hay que negociar el precio, oootra vez.

No te asustes si el taxista para a recoger a otra persona contigo dentro. Si le cuadra el viaje, empieza una carrera nueva para esa persona y compartís sin problema.

VISITAR

La mezquita de Hassan II: Es la única mezquita que se visita en Marruecos y está a la orilla de mar. Finalizada en 1993, es la segunda mezquita más grande del mundo, con dos hectáreas de superficie y el minarete más alto del mundo (200m). Solo por verla, ya merece la visita a Casablanca. Nosotros además fuimos un viernes y al ser el día en que acuden a rezar pudimos ver un maravilloso espectáculo (desde fuera) de gente entrando de todos los ámbitos y clases de la sociedad.

hassanII-casablanca

guia-casablanca2 IMG_2856 IMG_2868 mezquita-hassanii-casablanca

La Antigua Medina: Es la antigua ciudad de Casablanca, amurallada y con pequeños callejones. Se puede comprar de todo pero no es tan bonita como la de Marrakesh, por ejemplo. Se ha desvirtuado mucho con imitaciones de zapatillas, ropa interior… No te dejes “aconsejar” por los guías porque no se te despegarán NUNCA.

La plaza de Mohammed V: Es la plaza central de la ciudad y sede de los edificios más emblemáticos; la oficina de correos, el Palacio de Justicia, La Prefactura, la embajada Francesa y el Banco de Marruecos. Por las tardes es el lugar de reunión por excelencia.

plaza de Mohammed V-casablanca
Eglise du Sacré Coeur: La construcción de esta iglesia comenzó en los años 30 y es una mezcla de Art Deco y estilo gótico. Ya no funciona como edificio religioso sino como centro cultural.

Eglise du Sacré Coeur

Mercado Central: Los locales acuden a este mercado a comprar comida y otros bienes.

COMPRAR

Es cierto que en la Medina hay de todo, pero en Quartier des Habous es mucho más agradable comprar. La zona es preciosa, tranquila, con cafeterías coquetas… Eso sí, el arte del regateo hay que practicarlo allí donde compres, siempre.

habous-casablanca mercado-habous quartier-habous-casablanca quartier-habous te-moruno

PASEAR

 

Corniche y Ain Diab: Es la zona residencial de la clase alta de Casablanca y además de un impresionante centro comercial, hay restaurantes, clubs y una playa enorme… Tiene un buen paseo a la vera del mar.

Ain Diab_casablanca

Ain Diab-casablanca

¡NO TE PIERDAS…!

Yo no quería irme de Marruecos sin probar un Hammam, pero uno auténtico. Encontramos el Hammam Ziani buscando en Tripadvisor y no nos equivocamos. Un sitio para locales pero acostumbrado a tratar con extranjeros. Lo suyo es contratar el tratamiento de Hammam completo: savonage, gommage y massage.

Es una pena que Casablanca explote tan poco el romanticismo de la película que elevó su nombre al firmamento de Hollywood. Tuvo que ser una americana quien tuviera la idea de reproducir el famoso Rick’s Cafe. Es caro carísimo, pero muy muy bien conseguido. Un sitio súper agradable con un servicio exquisito.

ricks-cafe-casablanca

ME QUEDÉ CON LAS GANAS…

… De comer en La Sqala.
… De visitar el mercado.
… De comprar mil cosas más! Ojalá hubiera ido con la maleta vacía

ESTOS TIPS NO TE VENDRÁN MAL

Para viajar a Marruecos hace falta pasaporte, ¡tenlo actualizado!

10 dirhams equivalen aproximadamente a 1 euro, así que los cálculos son fáciles. Es preferible pagar en efectivo, sobre todo en los puestos y tiendas.
Desempolva los diccionarios de francés. El español no está tan extendido como en otras partes de Marruecos, aunque siempre harán un mayor esfuerzo que un británico por ejemplo, por entenderos.
Se aconseja no llevar ropa o joyas demasiado ostentosas para no atraer la atención de los ladrones, pero he de decir que no sentí inseguridad en ningún momento.
Los marroquíes pueden parecer toscos de primera, pero son gente muy amable y acogedora. Hay que abandonar prejuicios y dejarse llevar para disfrutar el viaje :)

Espero que esta guía, mis consejos personales y mi experiencia os sirvan y os animen a visitar Casablanca. A mí me costó mucho encontrar información antes de ir, así que creo que puede resultarle útil a mucha gente. Si os surgen más cuestiones, no dudéis en preguntarme en los comentarios  o redes sociales :)

Como siempre, ¡gracias por leer!

elisa-palma

 

2 Comentarios

  1. Daasy

    Casablanca parece preciosa, tengo muchas ganas de ir.

    Responder
    1. Elisa Palma (Publicaciones Autor)

      Te la recomiendo totalmente! Puede que no tenga el encanto de Marrakesh o Essaouira, pero es un marruecos diferente y la mezquita…guau!

      Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *